Vol. 1 Núm. 2 (2003)
Editorial

Construir una tradición en Iberoamérica

Resumen

La investigación educativa es, por naturaleza y necesidad, una actividad colaborativa. Sólo mediante el trabaj equipo es posible llegar a producir los conocimientos que nos permitan comprender y mejorar la realidad soci Y este concepto no se limita al equipo de investigadores que laboran día a día coordinadamente, debe extende a la comunidad investigadora y educativa en su conjunto. Si, en estos momentos, difícilmente un investigador individual puede realizar contribuciones significativas para el avance de la ciencia, también es necesario que l equipos de investigación no trabajen de forma aislada, sino que conformen comunidades científicas. De esta forma, una de las claves para que la investigación educativa logre mejorar la educación es, sin duda, la del tra en comunidades de investigación, y nuestro marco natural de autoapoyo es Iberoamérica.