Madrid, villa para la Corte. Arqueología y Edad Moderna: transformación de la ciudad entre los siglos XVI-XVII

María de los Reyes Luelmo Lautenschlaeger

Resumen


La elección de Madrid como capital responde a nuevas necesidades de Felipe II. La Villa se postula como la mejor opción y en 1561 la Corte se instala en Madrid, que debe adaptarse a la nueva situación transformándose por completo en un proceso que se prolonga durante muchos años. Durante los siglos XVI-XVII la ciudad crece hacia el Este, creando y destruyendo espacios, y habilitando infraestructuras para el abastecimiento y la vida: viajes de agua, caminos, lugares de culto, de ceremonia... Todos esos cambios, resumidos en este artículo, son visibles en los restos arqueológicos que hoy en día se descubren gracias a trabajos de gestión y los pocos que hay de investigación. La protección de esos restos y su contenido social se han incrementado conforme se han multiplicado las intervenciones a lo largo de las últimas décadas. Actualmente, la ciudad de Madrid cuenta con un rico patrimonio de la Edad Moderna que permite entender su evolución a través del tiempo.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2015 Revista Historia Autónoma

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Revista Historia Autónoma

ISSN:2254-8726