Vol. 15 Núm. 1 (2022)
Publicaciones fuera del ámbito de investigación

"DEN UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ"

Thomas Bach
Comité Olímpico Internacional
Biografía
Publicado julio 4, 2022

Palabras clave:

Paz, Invasión de Ucrania, violación de la Tregua Olímpica, Movimiento Olímpico, solidaridad
Cómo citar
Bach, T. (2022). "DEN UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ". Citius, Altius, Fortius, 15(1), 1–4. Recuperado a partir de https://revistas.uam.es/caf/article/view/15824 (Original work published 29 de junio de 2022)

Resumen

El presente artículo recoge el contenido de la Carta remitida por el Presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach el mes de marzo desde la Lausana (Suiza) a toda la Comunidad Olímpica. En ella recuerda que en el discurso de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 expresó su esperanza de que los líderes políticos se hubiesen sentido inspirados por el «ejemplo de solidaridad y paz» que fueron los deportistas. Solo cuatro días después, la esperanza por Ucrania se desvaneció. Las horribles imágenes y noticias sobre la invasión de Ucrania por parte del ejército ruso conmovieron al mundo.

A pesar de la conmoción, debía mantenerse la cabeza fría para proteger nuestros valores olímpicos que tan bien han resistido el paso del tiempo. La invasión habrá cambiado el mundo, pero no ha cambiado nuestros valores. La invasión ha reforzado nuestro compromiso con nuestros valores de paz, solidaridad y no discriminación en el deporte, sea cual sea el motivo. El principio que nos guía es la paz. hemos tenido que aprender de nuevo la dura lección de que el deporte no puede crear la paz, de que las decisiones de guerra o paz son competencia exclusiva de la política.

Para poder ser, al menos, un gran símbolo, un ejemplo inspirador —acaso utópico— de un mundo pacífico, los deportes olímpicos necesitan la participación de todos los atletas que aceptan las reglas y, sobre todo, de aquellos cuyos países están enfrentados o en guerra en el «mundo real». Esta es nuestra labor: ofrecer un ejemplo opuesto a la guerra y la división. No podemos aceptar, perpetuar y ahondar las divisiones entre pueblos. En el Movimiento Olímpico, debemos mantenernos unidos y mostrar una solidaridad compartida a fin de lograr nuestra misión cohesionadora sean cuales sean las circunstancias. No caeremos en la trampa del argumento falaz de aquellos que objetan que esto sería una politización del deporte, contraria a la neutralidad que exige la Carta Olímpica. Quien viola descaradamente la Tregua Olímpica con medios políticos y hasta militares no tiene derecho a afirmar que las consecuencias de ello están politizadas. Por todo ello, instamos a todas las organizaciones deportivas del mundo a proteger la integridad, igualdad y seguridad de sus competiciones impidiendo la participación de deportistas rusos y bielorrusos o, en casos excepcionales, al menos prohibiendo toda identificación de su nacionalidad.

En este contexto, vigilaremos de cerca la actitud de los atletas rusos o bielorrusos y de sus organizaciones deportivas en lo tocante a su compromiso con la paz, consagrado en la Carta Olímpica, sin olvidar la situación en Rusia, donde, según la legislación vigente, un pronunciamiento a favor de la paz puede ser objeto de penas de hasta 15 años de prisión.

Al mismo tiempo, reforzaremos nuestros esfuerzos de solidaridad con la comunidad olímpica ucraniana. Para que nuestra ayuda sea lo más eficiente posible. No solo hemos creado un fondo de solidaridad, sino que hemos solicitado al miembro del COI Serguéi Bubka, en calidad de presidente del CON de Ucrania, que lidere estos esfuerzos. Su grupo de trabajo ya ha logrado asistir a muchos de nuestros amigos olímpicos ucranianos a través de las 25 oficinas regionales del CON y otras instituciones del CON. Están en contacto con varios CON de países que ya han aceptado a más de 2 millones de refugiados.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.