2005: Número 0
Artículos

La sensación de vacío sartreana vista desde las obras de Camus y Sabato

Publicado febrero 25, 2016
Cómo citar
Hernández Bermúdez, M. S. (2016). La sensación de vacío sartreana vista desde las obras de Camus y Sabato. Bajo Palabra. Recuperado a partir de https://revistas.uam.es/bajopalabra/article/view/3670

Resumen

El existencialismo francés fue una corriente que tuvo como principal representante a Sartre. Será el comentario de la vida de este personaje un buen comienzo para explicar aquello que me propongo. Jean-Paul Sartre nace en 1905 en parís, comienza a estudiar en la École Normale Supérieur y algo después marcha a Berlín para estudiar a Heidegger y la fenomenología. Enseña filosofía en varios liceos franceses hasta que en 1945 se consagra por entero a la actividad literaria tras fundar “Les temps Modernes”. En novelas como La Naussée de 1939, La edad de la razón de 1945, La muerte del alma de 1949, en obras de teatro como: Las moscas de 1943, Les mains sales de 1948 y en obras de carácter estrictamente filosófico como: El ser y la nada de 1943, El existencialismo es un humanismo de 1946... etc., Sartre nos deja constancia de su pensamiento. En La Náusea podemos encontrarnos gran parte de sus ideas más influyente, es en ella donde Sartre contrapone el sentimiento de lo absurdo a los valores positivos de la filosofía clásica y hace reflexionar a su personaje sobre las razones de su existencia y de la del mundo, tras la que el personaje parece llegar a sentir la náusea. Podemos ver así que esta sensación sólo nos invade cuando se descubre la contingencia esencial y lo absurdo de lo real, y se experimenta el verse “de más” en relación con los otros... Parece así que existir no es más que “estar ahí” simplemente. Los seres no son necesarios. Es de esta manera como se cae en la cuenta del carácter absurdo de todo lo que nos rodea, nuestro propio carácter absurdo. Será directamente del existencialismo francés, y en concreto de Sartre de donde, tanto Camus como Sábato, tomen la espeluznante sensación de vacío, de náusea, de nada, de estar de vuelta de todo. Así pues, bienvenidos a una visión más que especial del sentido del hombre y del mundo.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.